LA HISTORIA DETRÁS DE: VITA, EL MUSICAL

Desayunábamos en un hotel en Medellín, justo antes de comenzar una experiencia. Es un momento en donde nuestra energía se encuentra siempre arriba, lista para crear y transmitir la emoción que llevamos dentro, cuando vamos a conectar con el corazón de otros…

Esta vez hablábamos de esos sueños platónicos que todos tenemos y que al manifestarlos, casi podemos sentir un taco en la garganta de pensar en que no se conviertan nunca en realidad. Yo, por ejemplo, tenía esa conversación en la que decía:

Siempre he querido producir un musical y vivir la magia de ese momento en donde la música, el canto, el baile y una profunda historia se hacen uno, se hacen eternos.

Todos reímos, disfrutamos el desayuno y seguimos con nuestras vidas, produciendo experiencias, teniendo conversaciones soñadoras y confiando en que si habrían de convertirse en una realidad, el día simplemente llegaría.

Una semana después (y no exagero) recibimos la llamada de uno de nuestros clientes. Era el lanzamiento de un nuevo producto y querían vivirlo por medio de un show que lo representara, una experiencia para celebrar la vida. Y allí esa conversación de hotel tomó sentido en la cabeza de la mayor conectora que conozco: Anto.

¡Boom! Era la oportunidad de hacer un musical, una gran noche de gala para honrar la vida. Y la mejor forma de hacerlo era por supuesto a través de una manifestación artística capaz de transmitir las más profundas emociones.

Una voz muy emocionada al otro lado del teléfono me dice que mi sueño dejó de ser platónico, y que ahora, sería una realidad. En ese entonces, apenas me adaptaba a la forma de materializar en Ayáka, esa magia que lo rodea todo, donde solo se necesita decir algo para que se haga realidad de una forma u otra. Aluciné como por tres segundos, porque inmediatamente después entró la productora en acción, ¿qué íbamos a hacer? ¿de qué forma lo íbamos a lograr? ¿quiénes serían los artistas que nos acompañarían en esta experiencia?

Se apoderó de mi la excitación de construir nuestros sueños con nuestras propias manos, y con las de aquellos a quienes también los movilizaban desde adentro.

¡Así que manos a la obra! teníamos mucho por hacer en muy poco tiempo. Fuimos a buscar las piezas claves de este rompecabezas; primero a la extraordinaria productora musical y cantante Natalia Bedoya y luego, a la insuperable coreógrafa y bailarina Gina Collazos. Aquí comienza la parte mas hermosa de todo el proceso: la co-creación. Somos un parche de co-creadores, detonando la creatividad en todos, con cada uno haciendo lo que mejor sabe hacer; esa es la garantía de una experiencia grandiosa.

Y así nace VITA, un viaje musical a través de la vida de un hombre que ha sentido la plenitud, con sus altas y bajas, pero llena de momentos emocionales, dignos de ser celebrados.

Diez canciones combinadas entre blues, boleros, rock & roll y zafra negra, abrazados en coreografías de jazz dance. Encontramos una fórmula simplemente exquisita, un deleite a los sentidos mientras ves tu propia vida reflejada allí; sientes las canciones que son familiares y tu corazón se acelera al escuchar esa voz y ver a los bailarines dejando el suyo propio en el escenario.

Esa noche, con una reverencia ovacionada de pie celebramos la vida, ¡la gran VITA!

Una noche en donde recordamos que si lo soñamos, lo podemos crear.

VITA from Experiencias Ayáka on Vimeo.

 

Comparte esta publicación con tu tribu o comunidad:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Qué tal te pareció esta publicación?
Nos encanta leerte y construir contigo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *